ENSALADA DE GIGLI CON BONITO, TOMATES SECOS Y NUECES

Cuando llega el verano con todo su calor apetecen platos frescos y ligeros y, a ser posible, que lleven poco tiempo de cocinado. Esta ensalada cumple todos los requisitos y está deliciosa.

Siempre me piden que le haga ensaladas de pasta. Para variar se las hago con salmón, con piña o con atún. A mí la única que me gusta es ésta de gigli que os pongo hoy. Así que os recomiendo que la probéis.

La receta es de Mikel Iturriaga, yo le he varíado un poco las cantidades.

 

GIGLI 4

 

Ingredientes:

  • 500 grs. de Gigli.
  • 2 latas pequeñas de Bonito en aceite de oliva o una grande de Atún en aceite.
  • 100 grs. Tomates secos o un bote de Tomates secos en aceite ya preparados.
  • 200 grs. Tomates Cherry.
  • 80 grs. Nueces troceadas.
  • 75 grs. Aceitunas negras y/o verdes.
  • 100 grs. Parmesano o Grana Padano rallado.
  • 1 Diente de ajo.
  • 3 cdas. Albahaca fresca picada.
  • 120 ml. AOVE.
  • Sal y pimienta.

 

GIGLI 1

 

Preparación:

Los tomates secos de bote ya vienen listos para usar, de lo contrario habrá que hidratarlos previamente.

En el accesorio picador de la batidora de mano triturar los tomates hidratados con el vinagre, sal y pimienta. Añadir poco a poco, para que ligue, el aceite que trae el bote de los tomates y completar hasta 120 ml. con AOVE. Agregar un ajo partido en dos. Dejarlo al menos una hora para que coja todo el sabor y retirar el ajo cuando se vaya a usar. Yo trituro una de las mitades del diente de ajo antes de añadir la salsa a la pasta.

Cascar las nueces, trocearlas toscamente y reservar.

Cocer la pasta en abundante agua hirviendo el tiempo que indique el paquete más un minuto. Escurrir y enfriar bajo el chorro de agua para que no siga cociéndose.

Volcar la pasta en una fuente o dónde se vaya a servir y aliñar con 2/3 de la salsa de tomates secos, revolviendo bien para que quede toda ella impregnada con dicho aliño.

Añadir el bonito o atún desmigado, las aceitunas, las nueces picadas, los tomates cherry partidos en dos, el queso parmesano y la albahaca picada y mezclar bien.

Añadir el resto de la salsa de tomates secos y un poco de AOVE si ha quedado demasiado seco. Comprobar si está bien de sal y pimienta.

 

GIGLI 2

 

Servir con queso rallado por si alguien quiere añadir más.

 

GIGLI 3

 

Notas:

  • He utilizado Gigli al Pomodoro e Spinaci de la marca Selectia de Eroski. Los fusilli y los farfalle también quedarían muy bien en esta ensalada.
  • Para rehidratar los tomates: Hervirlos 5 minutos con agua y vinagre de Módena. Enfríar y escurrir. Colocarlos en una bandeja sobre papel de cocina para que se sequen. Se guardan en un tarro de cristal aplastándoles un poco para que queden prensados en el fondo. Cubrir con AOVE, un poco de orégano y un diente de ajo partido a la mitad. Dejar reposar varias horas como mínimo. Se conservan perfectamente durante muchos días, siempre que estén bien cubiertos de aceite.
  • Si utilizamos bonito en aceite de oliva se puede aprovechar este aceite de la lata para la ensalada, sustituyendo en todo o en parte al AOVE.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s