CHUPITOS DE MOUSSE DE FOIE CON MANZANA Y PISTACHOS

De lujo, con estos chupitos se queda de lujo y, encima, no dan trabajo. Están buenos no, lo siguiente.

He tardado más en repelar los pistachos que en preparar los chupitos, con eso os digo todo.

Las cantidades me han dado para 12 vasitos.

 

CHUPITO MOUSSE DE FOIE 5

 

Ingredientes:

  • Compota de manzana sin azúcar, puede ser casera o industrial. Yo he utilizado unas tarrinas de la marca GALIFRESH. Puede ser de Mercadona o de LIDL, que está muy buena.
  • 2 Latas de Bloc de Foie Gras de Pato de DIA  DELICIOUS. Para mí el mejor, con diferencia, de todos los que he probado.
  • Pistachos, pelados y repelados.
  • Coñac, 3 cdas. Al gusto.
  • Medio vaso de caldo vegetal sencillo o de agua mineral templada.
  • Reducción de Aceto Balsámico de Modena all´Arancia. El mío es del LIDL DELUXE.
  • Un pellizco de sal fina y de azúcar. Pimienta negra.

 

Preparación:

Tener el Bloc de Foie a temperatura ambiente con antelación.

En un bol ponemos, el foie, el coñac, el caldo de verduras o agua templada, pellizco de sal, pellizco de azúcar y toque generoso de pimienta negra recién molida. Mezclar todo con ayuda de un tenedor y luego batirlo un poco con unas varillas de mano. Meterlo en una manga pastelera desechable y guardarlo en la nevera.

Repelar los pistachos y romperlos toscamente. A mí se me olvidó este paso. Más abajo os explico como repelarlos.

Sacar la manga pastelera de la nevera con antelación para que la mousse esté blanda.

Poner en cada vaso 2 ó 3 cucharaditas de compota de manzana, sobre ella el doble de mousse de foie y encima los pistachos troceados. Por encima echar un chorrito de la reducción de Módena a la naranja.

 

CHUPITO MOUSSE DE FOIE 4

Como veis es muy fácil de hacer. La mousse de foie la hice la víspera y, una vez en la manga pastelera, la guardé en la nevera.

Repelar pistachos:

Primero se quitan las cáscara a los pistachos. Una vez todos pelados, ponemos un cazo con agua al fuego, cuando hierve añadimos los pistachos y los dejamos 2 minutos.

Con ayuda de una espumadera los vamos sacando y echando en un bol de agua fría con hielo, para romper la cocción.

Una vez fríos los pasamos a un paño o papel de cocina y dejamos que se sequen un poco. Ahora ya podemos ir quitando la piel, que sale bastante fácilmente.

Después de pelarlos, meterlos un ratito en el horno a temperatura muy suave para que se sequen, no tienen que tostarse, así no se pudrirán si se guardan en un tarro.

Esta receta la vi en el maravilloso Blog de Miquel

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s